Compartir

Llevar a cabo una proeza de amor, le costó la vida por unos minutos a Hu Seng, un chino que en su afán de demostrar sus sentimiento, fue traicionado por el servicio de correo, luego que “él mismo se enviara por correspondencia” a su enamorada.

La macabra escena fue descubierta por Li Wang, pareja del desafortunado enamorado, quien rápidamente dio aviso a los médicos y lograron revivirlo.

Según informó Daily Mail, Hu dijo que no se dio cuenta de que iba a tomar tanto tiempo el envío. “Traté de hacer un agujero en el cartón, pero era demasiado duro y no quería arruinar la sorpresa gritando”, explicó.

Cuentan que la idea era que el paquete estuviera sellado y que en un lapso de 30 minutos llegara a su destino, pero los cálculos fallaron: Hu pasó tres horas encerrado.

Serieslimon.com
Compartir