Compartir

La destitución de la viceministra de Juventud de Costa Rica, Karina Bolaños, tras revelarse un video íntimo suyo en Internet, le cuesta distintas críticas a la presidenta Laura Chinchilla. En Internet se gesta una campaña que a la vez es un golpe a la popularidad de Chinchilla, en su momento más bajo desde que inició su gobierno.

“Todas somos Karina”, es una iniciativa en Facebook que se inició de forma espontánea cuando una fotógrafa publicó en la red social una foto portando un cartel con ese mensaje. Julia Ardón, la fotógrafa, aseguró que se siente indignada por “el escarnio público” al que es sometida Bolaños.

“Viendo eso pensé: acá hay que hacer algo y ya. Inmediatamente me quité la blusa, hice el cartel y lo colgué. A partir de ahí esto ha sido una avalancha que ya suma miles por todo Facebook”. Muchas personas, sobre todo jóvenes, publicaron sus fotos con la misma leyenda inundando las redes.

El escándalo ha sido tal que hasta la Defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, dijo sentirse “consternada” y “avergonzada” por la decisión de Chinchilla de quitar a Bolaños del puesto. Para Taitelbaum, que “un asunto absolutamente íntimo, confidencial y privado haya sido tomado en cuenta para separar de su cargo (a Bolaños) es absolutamente reprochable”.

Anoche el ministerio de Cultura y Juventud costarricence salió al paso de las críticas ayer y divulgó un comunicado en el que explicó que la causa del despido de Bolaños no fue el video sino que tiene dos denuncias en su contra por acoso.

Serieslimon.com