Compartir

La cantante Katy Perry pasó un papelón durante su “Tour de California Dreams”, en Liverpool. Es que la artista tocó la flauta ante miles de fanáticos, algo que los enloqueció.

Sin embargo, no todo es lo que parece. Mientras la cantante demostraba sus “habilidades”, un mal movimiento dejó en claro que el sonido no lo estaba generando ella con el instrumento sino que era una reproducción de fondo.

En ese mismo instante, llegaron las carcajadas y algunos abucheos para Perry. “Lo siento, no puedo tocar la flauta. Por supuesto, todo estaba previsto”, reconoció la cantante.

Serieslimon.com