Compartir

Jennifer Lopez y Marc Anthony, recién separados desde hace unos pocos meses, han sido cazados teniendo sexo en un hotel de Puerto Rico en el que han coincidido.

No es casualidad que coincidieran ya que ambos estaban en la ciudad rodando el reality que tenían programado juntos desde hace meses (y que siguió adelante gracias a la buena relación que mantienen y a que Jennifer Lopez nunca dice que no a dinero, aunque sea un billete de 1 dólar). Tan buen es la relación que hay testigos que vieron a Anthony recoger a la Lopez en el aeropuerto y que aseguran que ni pasó por su habitación. Todo esto alimenta los rumores del gigantesco pene del puertorriqueño, y es que Jennifer tonta, lo que es tonta, no es.

Aunque esos testigos dejan claro que no quiere decir, ni de lejos, que vayan a volver. Vamos, solo que J.Lo quiere disfrutar de una buena barra de pan de cuando en cuando.

Serieslimon.com