Compartir

Increíblemente, la fuerza G del vehículo hizo de que la joven pierda los botones de su llamativo escote. Por poco y termina en topless.

 Una voluptuosa muchacha se animó a ser la copiloto de una prueba de drifting realizada en España. Esto, sin pensar de que la extraña fuerza G, ejercida por el automóvil, casi le saca el escote que llevaba puesto.

Todo andaba bien, cuando de pronto la muchacha perdió los botones de su escote y, acto seguido, toda su prenda se empezó a salir.

Serieslimon.com
Compartir