Compartir

El reto era pegarle un pelotazo a la lata que se estaba encima de la cabeza de Novak Djokovic. Sin embargo, la tenista rusa Maria Sharapova le pegó un raquetazo a la zona más delicada de todo hombre: los genitales. El serbio quedó tendido en el suelo y su rostro evidenciaba el insoportable dolor. Ella, mientras tanto, no podía creer lo que había sucedido.

Serieslimon.com
Compartir