Compartir


El reloj se detuvo el 6 de junio de 1982. Ese día los Tigres tocaron el cielo por última vez, en una hazaña tan inolvidable como lejana para las generaciones actuales. Las eestampas de Mateo Bravo, Batocletti y compañía han cobijado la memoria de la comunidad auriazul.


Pero la espera por la gloria felina podría terminar: el conjunto de la UANL está a sólo un paso de volver a ser campeón en el futbol mexicano, nunca tan cerca en los últimos 29 años.


¿Cómo es?


LEER LA NOTA COMPLETA AQUI

Serieslimon.com
Compartir