Compartir


  Alemania derrotó con un contundente 3-0 a Holanda en un partido amistoso, disputado en la ciudad de Hamburgo, y demostró porque es una de las mejores selecciones del mundo. Thomas Müller abrió el marcador a los 15’. Once minutos después, Miroslav Klose aumentó la cuenta. Con el 2-0, se fueron al descanso. En la segunda mitad, a los 66’, Mesut Ozil selló el marcador.


LEER LA NOTA COMPLETA AQUI

Serieslimon.com