Compartir

Dos vueltas al ruedo son el  saldo de una tarde llamada a ser espectáculo por el cartel de banderilleros.  Los afortunados fueron Jairo Miguel en su primero, aun cuando tuvo fuerte petición de trofeo desatendido por el juez que luego fue protestado.  Tanto como cuando demoró en devolver el quinto por manso.  La otra vuelta al anillo la dio el francés Marco Leal en el toro de su presentación.

Una tarde que empezó por lo alto al compartir los tres matadores el tercio de banderillas en el primer toro, en el que Fernando Roca Rey lanceó bien de capa y estuvo firme y enterado ante un toro que pedía el carné, complicado, que se quedaba corto, era tardo, mirón y probón, soltando la cara constantemente.  Fue la firmeza y el temple que imprimió Roca Rey lo que permitió estructurar faena.   Lamentablemente pinchazos  y un  metisaca dejaron la importante faena en silencio.

No mejoró la cosa en el cuarto, un animal agresivo de cabeza,  complicado, sin recorrido,  que arrollaba,  quedándose en los tobillos y -cuando no-  echando la cara arriba, descompuesto,  ante el que Roca Rey  no arrugó  y a punto estuvo de ser prendido un par de veces por la barriga y el muslo, por quedarse quieto y buscarle las vueltas.   Entró reiteradamente a matar encontrándose con la cara arriba del toro en el embroque lo que le imposibilitaba despacharlo prontamente.  No quiso aliviarse en ningún momento y pagó el precio.

Jairo  Miguel se dejó ver de capa y especialmente a gusto, por torear templado y despacio por derecha,  a un toro que venía constantemente con la cara arriba, protestando.  Brindó su faena a la aficionada Ena Moyano de la peña femenina Angel Teruel.  Con muleta estuvo firme y seguro, y así lo trasteó con mucho temple, suavidad en el trayecto y, cuando fue necesario, pulsearlo, para alargar el muletazo. Tanto como los de pecho, aun cuando por el izquierdo se le quedara corto, también le robó muletazos de temple.  Envasó la espada y a pesar de la mayoritaria petición del público no le concedieron el trofeo ganado a pulso.  Con el quinto bis, (tras el manso de libro que no atendió capotes ni se dejó picar que arrollaba a todo por huir, y fue devuelto tardíamente a los corrales)  que además se frenaba en las telas, sin entregarse ni emplearse, probando y midiendo siempre,   le recetó el toreo cruzándose,  tocándolo  para afuera, y  a ganarle la iniciativa. Otra vez  enterró el estoque a la primera pero la demora en caer y el descabello dejaron la cosa en palmas.

El francés Marc Leal arrancaba su temporada aquí.  Y porque esto es así, se llevó el lote menos complicado en su presentación.  Su primero buscó huir de todo, intentando hasta cinco saltos al callejón.  Las verónicas de saludo fueron aisladas por la condición del toro.  Compartió banderillas con los compañeros y empezó a verse su talante bullidor en el ruedo.  Su par al violín encendió los tendidos.  Con la muleta el toro evidenció un buen pitón derecho,  en tanto se le llevara por bajo, muy templado –por lo de soltar la cara-  y tapado, consentía ligarle los muletazos.  Leal lo hizo en un par de tandas que conectaron.  De ahí en más, deshilvanó su trasteo pero con la alegría y ebullición de su toreo conectó.  Pinchazo y descabello dejaron el premio en vuelta al ruedo.  El último fue un toro alto y de feas hechuras que a la postre fue  que más se dejó.  Virtudes que tuvo:  Prontitud al embestir, transmisión, galope y desplazamiento aunque no durara mucho.  Leal se lució en banderillas, especialmente por exposición el par al quiebro cerrado en tablas y al violín.  Lo pasó de muleta por derecha, con enjundia aunque a veces en distancias cortas que el toro no quería y se le paraba.  Por izquierda fue menor el nivel.  Se descentró al buscar un indulto no merecido y falló con la espada.  Su toreo conectó por su entrega y alegría.

Ficha del festejo.

Martes 26 de junio 2012.  Plaza de toros El Vizcaíno, Chota, Cajamarca.

Se lidiaron toros de San Antonio de los Lagos 1º 2º 5º y 6º y Monterrey 3º y4º.   5º bis de La Viña.  Complicados, manso el 5º, con genio el 4º, con transmisión el 6º.

Fernando Roca Rey, silencio y división

Jairo Miguel,  vuelta tras fuerte petición de oreja no atendida, y palmas.

Marc Leal, nuevo en la plaza, vuelta al ruedo y silencio.

VIA: Burladero América

Serieslimon.com
Compartir